Guía definitiva para comprar televisores y Smart TV. Tipos, análisis, comparativas y criterios de selección

Somos conscientes de que hay muchos modelos de televisores en el mercado así que si estás en proceso de comprar uno y no sabes cual escoger, estás en el sitio correcto. En las siguientes líneas intentarémos separar el grano de la paja y te ayudaremos a escoger la televisión o SmartTV que mejor se adapta a tus necesidades. Conocerás cuales son las mejores y más prestigiosas marcas, como escoger el tamaño de televisor perfecto y que tecnologías merecen la pena. También podrás comparar por tamaños los mejores modelos del mercado y comparar modelos similares, según el tamaño.

Comparativas por tipo

Consideraciones que hay que tener en cuenta antes de comprar televisores o Smart TV

Debido a que los equipos de la actualidad ofrecen múltiples peculiaridades y distinciones, es recomendable elegir un televisor de última generación o Smart TV de acuerdo a los siguientes factores:

  • Lo primero, ¿qué tamaño de televisor elijo?

Que tamaño de televisor eligirLos tamaños de pantalla que más se fabrican y venden sin importar la tecnología que utilizan son 22 pulgadas, 24 pulgadas, 32 pulgadas, 40 pulgadas, 42 pulgadas, 50 pulgadas y 55 pulgadas.  Para elegir el tamaño optimo debes tener en cuenta la distancia desde donde verás la televisión. Pero esto es sólo el principio ya que lo primero que hay que tener en cuenta es la resolución. Así, resulta que entre más baja sea la resolución, tendrás a tu disposición menos píxeles para conformar la imagen y entonces, para no percibirlos deberás alejarte más.

Una vez tomando en consideración la resolución, es hora de prestar atención al tamaño en pulgadas. Resulta que entre más grande sea, más deberías alejarte para verla, aunque la distancia se acorta si la pantalla cuenta con buena resolución. Por lo regular, lo que se recomienda para no complicarte la vida demasiado con este asunto, es tomar en cuenta la medida en pulgadas de tu equipo y multiplicarla por 1.6 veces para calcular una distancia adecuada de visionado. Esto quiere decir que si se tiene una pantalla de 50 pulgadas, lo mejor es planear verla  a una distancia aproximada de una 130 pulgadas (unos 3 metros y 30 cm). Si notas los pixeles, bastará con que te alejes gradualmente.

  • La tecnología de la pantalla

-Televisores de plasma

Debido al sistema de células encapsuladas de gases ionizados, las pantallas de plasma producen luz para mostrar la imagen sin necesidad de tener lámparas. Esto es una ventaja porque las imágenes se actualizan a una gran velocidad sin generar fantasmas. Como el plasma ilumina hasta el último rincón de la pantalla se tienen negros profundos, colores ricos pero menos saturados al ojo que los que ofrece la tecnología LCD y LED y un contraste muy notable. Estas son algunas de las grandes ventajas por la que el plasma sigue siendo una gran opción de compra y mucho más económicas que las que veremos a continuación. 

Aunque tienen pocas desventajas, las pantallas de plasma son susceptibles al efecto de quemado o burn in, que es la decoloración permanente de algunos pixeles de la pantalla generada por el uso constante. Debido a esto, las imágenes pueden quedar “grabadas” en forma de siluetas fijas que se notan hasta cuando el televisor está apagado.

Televisores  LCD

Es menos susceptible a problemas como el efecto burn in y son más económicos, aunque al requerir de retroiluminación con lámparas consumen más energía. Los equipos con pantalla LCD tienen más brillo que los de plasma, pero solían ser superados con creces por ellos debido a la poca profundidad de negros y al ángulo de visionado limitado. No obstante, en la actualidad, han mejorado mucho.

Una de sus grandes desventajas es que no son muy adecuados para reproducir en súper alta definición porque no son capaces de sacar el máximo provecho de este tipo de imágenes optimizadas. Además debemos decir que aunque han mejorado en contraste aún siguen teniendo apenas la mitad del que ofrece las pantallas de plasma y, por si fuera poco, conservan el inconveniente de mostrar estelas cuando la imagen se actualiza a velocidad.

-Televisores LED

Ya lo dijimos. Los sistemas LED, a diferencia de los LCD, no utilizan lámparas de retroiluminación si no pequeños bulbos de luz blanca que no se calientan y además requieren muy poco voltaje para funcionar. Estos las hace mucho más eficientes en cuanto a consumo eléctrico, lo cual compensa el precio de venta que es más elevado que el de las LCD. Otra de las grandes ventajas de los sistemas LED sobre el LCD es que produce mejores negros, lo mismo que más colores de gran brillantez. Los LED también tienen un contraste superior a los LCD y como no requieren incorporar lámparas de retroiluminación son mucho más ligeras y delgadas. Debido a estas ventajas, los equipos LED son mucho más costosos que los LCD.

-Televisores con  tecnología OLED

pantallas-oledLos sistemas OLED consumen poca energía gracias a que la igual que los LED, no requieren de retroiluminación con lámparas. Se destacan por contar con pantallas completamente flexibles que pueden adoptar cualquier forma como la de las populares pantallas curve que amplían el ángulo regular de visionado sin perder calidad de imagen. Tienen una variante conocida como AMOLED que tiene la cualidad de permitir el control los pixeles individuales para ajustar la imagen de mayor precisión. Los OLED son los favoritos de quienes buscan equipos de producción sustentables, ya que se utilizan muchos materiales reciclados e inclusive de origen orgánico. Tienen la gran ventaja de mostrar imágenes integras de contraste rico aún bajo el sol o en ambientes muy iluminados.

Debido a que utilizan materiales que en teoría son más frágiles, los equipos OLED pueden tener una vida más corta que los plasma, LCD y LED y generan residuos imposibles de reprocesar. Los sistemas OLED además son costosos de producir y por ende, tienen precios de venta elevados. En cuanto a calidad de imagen, tienen la desventaja de que sufrir desequilibrio en los colores ocasionado por la rápida degradación de los materiales que conforman la capa interna encargada de producir los tonos azules.

  • La resolución de la pantalla, un aspecto fundamental

Como pudiste notarlo, la resolución no es directamente proporcional al tamaño de pantalla, así que puedes tener un televisor mediano o pequeño con una buena resolución que puedes colocar en espacios reducidos para ver de cerca. Las resoluciones más comunes son las siguientes:

-High definition o HD 720p (HD Ready)

El HD cuenta con 720 x 1280 pixeles y no ha entrado en desuso debido a que un medida estándar. La letra “p” hace alusión a lo que se conoce como barrido progresivo, que implica que las imágenes no van entrelazadas. Es decir, que se actualizan enteras en cada transición y no línea a línea como ocurre con el barrido entrelazado. Si quieres comprar televisores con esta resolución deberás buscarlos en las tiendas como HD ready.

-HD 1080p (Full HD 1080p)

Televisores full hdAl igual que la anterior, ofrece barrido progresivo e imágenes no entrelazadas que tienen 1920 x 1080 píxeles, una resolución conocida en el mercado como Full HD.

El Full HD 1080p es común en los equipos de gama media de la actualidad y se prefiere por encima del Full HD1080i  que es entrelazado debido a que no crea fantasmas ni otros fenómenos ópticos.

-HD 1080i (Full HD1080i)

Esta denominación tiene la misma resolución en pantalla que la Full HD1080p (1920 x 1080 píxeles) pero presenta imágenes entrelazadas por lo que en las transiciones muestran un particular fenómeno en que la estela de movimiento es más notoria. Para comprar televisores de este tipo debes buscarlos en tiendas como Full HD 1080i.

-Televiosres 4K Ultra HD o (UHD o 4K)

Televisor UHD 4KComo se calcula que la resolución en los equipos UHD es cuatro veces mayor que la de las Full HD, es común que se llame también 4K. El UHD o 4K tiene 3840 x 2160 píxeles, de modo que hay muchos más pixeles disponibles para crear imágenes detalladas sin que se noten lo pixeles. Así, se tiene que calidad de imagen es superior que la de las Full HD inclusive cuando la pantalla sea más pequeña físicamente. El inconveniente de las pantallas de resolución UHD es que aún no existen tantos contenidos optimizados para ser visionados a todo su esplendor en ellas, pues la norma aún sigue siendo Full HD.

Al comprar televisores recuerda que, cuanto más resolución tenga tu equipo, mejor será la calidad de imagen y menos se notarán los pixeles, sin embargo, el precio será más alto.

  • Cosidera su inteligencia. Una Smart TV te ofrece mucho más que un televisor convencional

smart tvLos dispositivos Smart TV combinan algunas cualidades propias de los ordenadores y los teléfonos inteligentes al utilizar un sistema operativo capaz de ejecutar aplicaciones. En algunos casos, los fabricantes han recurrido a los siguientes Sistema Operativos:

-Android

Que se utiliza en móviles y tabletas, pero que tiene el inconveniente se saturarse y generar errores con cierta facilidad. Con las mejoras incorporadas a las nuevas versiones, Android ha conservado su lugar y se ha ganado la confianza de grandes fabricantes como Sony.

-Web OS

Permite que las televisiones tengan una conectividad múltiple con otros sistemas como teléfonos, ordenadores e inclusive CPUs de autos y que ejecuten todas las operaciones de forma rápida y sencilla. El sistema Web OS es utilizado por LG en sus Smart TVs y se destaca por un funcionamiento  más estable y poderoso que Android.

-Firefox OS

Destaca por su interfaz simpe pero práctica que se basa en estándares web antes vistos. Ha generado dudas entre los usuarios debido a que aunque tiene cierta presencia en los televisores, no ha logrado consolidarse del todo en móviles. Panasonic sigue apostando por él hasta la fecha sin demasiadas complicaciones.

-Tizen

Este es el sistema operativo elegido por Samsung para sus últimos modelos de Smart TVs debido a su gran velocidad y su interfaz intuitiva y muy fácil de operar con un solo click.

Generalmente, los sistemas operativos en las Smart TV no modifican tanto el precio de los equipos como lo hace la resolución y la tecnología en pantalla, no obstante debido a que las firmas eligen sistemas determinados, es necesario que identifiques el que más prefieras antes de inclinarte por uno u otra marca y modelo.

El uso de aplicaciones directo en pantalla que permiten las Smart TV elimina la necesidad de utilizar un ordenador portatil para ver contenidos digitales. Debido a que ya existen aplicaciones especiales para la reproducción de contenidos multimedia, ya es posible disfrutar directamente en tu pantalla de tu cuenta de Netflix, Hulu o You Tube sin usar tu ordenador. Como las funciones que pueda ejecutar tu Smart TV dependerán mucho de las aplicaciones que utilices, también podrás hacer uso de Skype, Messenger y todas las redes sociales de tu preferencia directo en pantalla.

Un detalle más al que es necesario poner atención a la hora de realizar una comparativa de Smart TV es la cuestión de la conectividad. Algunos equipos cuentan con Wi Fi, pero también se pueden conectar físicamente a los módems por medio de cables USB o Ethernet regular. Hay equipos que cuentan con tecnologías de conectividad de rango corto como es Bluetooth y NFC. Si te quieres comprar una Smart TV, fijáte dónde la instalarás, si su emplazamiento está cerca del router, tal vez no te haga falta que tu equipo cuente con conectividad WiFi. En tu comparativa de televisores, considera que cada opción de conectividad suma en el precio, así que quédate sólo con la que necesites. Por lo general es mucho más práctico contar con Wi Fi y una opción de internet alámbrica que tener múltiples tecnologías de corto alcance.

  • Televisores 3D o 2D

Televisor 3dEstas televisiones muestran una imagen lenticular compuesta por dos capas que son captadas por los ojos de manera separada. Así se genera la ilusión óptica de que al fusionarse las capas, las imágenes sobresalen del plano. Algunos equipos 3D utilizan un sistema activo en el que es preciso realizar un visionado con gafas de dos colores, mientras que otros cuentan con un sistema pasivo que permite que puedas disfrutar de los contenidos inclusive sin gafas. En este caso, el efecto 3D es apenas notorio.

Debido a que se trata de una tecnología muy específica, al realizar una comparativa de televisores es necesario considerar si te conviene realmente pagar por ella, ya que si no estás seguro de utilizarla, puede que no valga la pena tenerla.

  • Pantalla curva o convencional

Smart tv Cuerved OLEDLas pantallas curvas obedecen a la tecnología OLED y prometen mejorar notablemente el ángulo de visionado y conseguir un efecto de inmersión como la generada por el 3D pero sin el uso de lentes. Antes de pagar por una televisión curva, es importante que la pruebes y decidas si te sientes cómodo con ella. Si es imposible para ti no notar los extremos curvados, entonces no tiene caso que pagues por ella porque te agotará a la larga. Mejor inclínate por una pantalla plana regular.

  • Otras consideraciones importantes: garantía, marca y precio…

En una comparativa de televisores estos tres factores van de la mano, ya que sólo las marcas de prestigio ofrecen una garantía de funcionamiento óptimo además de servicio técnico especializado en caso de que se requiera. Además de las funciones y características de última generación, la garantía que ofrece una marca de prestigio cuesta dinero. Recuerda sin embargo que, tomando en cuenta todos los aspectos antes mencionados, podrás encontrar un equipo de buena calidad que se juste a tus preferencias y necesidades sin sobrepasar tu presupuesto.

Las marcas más relevantes

Es cierto que en la actualidad únicamente se fabrican televisores digitales que operan a través de sistemas de plasma, LCD y LED, de manera que hasta las marcas de poco renombre las crean y venden. Pero existe un puñado de firmas de elite que se destacan por haber perfeccionado las tecnologías antes mencionadas, por mejorar el desempeño y el diseño general de los equipos y por proveer al usuario de una experiencia de visionado de máxima calidad. Estas son las siguientes:

Es uno de los diez fabricantes de alta tecnología líderes en el mundo. A fines de la década de 1960 se convirtió en el fabricante que distribuyó la mayor cantidad de televisiones de rayos catódicos. En la primera década del siglo XXI se destacó por lanzar grandes innovaciones al mercado de los televisores surgidas a partir del desarrollo de prototipos LCD. De entre ellas sobresalen las primeras pantallas planas gigantes (de más de 54 pulgadas), los equipos HD, los televisores ultradelgados y la creación de los primeros sistemas OLED que se caracterizan por tener pantallas flexibles que como no requieren retroiluminación como en el caso de los LCD y LED

Es una marca surcoreana que pasó de ser un modesto fabricante de electrodomésticos a erigirse como uno de los principales creadores de sistemas digitales y una de las figuras más influyentes en el campo del diseño y la tecnología de televisores de última generación. Destaca entre las grandes por el lanzamiento de los primeros equipos Smart TV, que básicamente, son televisores con pantallas digitales de gran resolución que cuentan con conectividad a Internet y toda clase de funciones informáticas multimedia.

Esta firma japonesa se distingue por su excepcional calidad, que garantiza el mejor funcionamiento por tiempo indefinido, y por ser un nombre clave en innovación. Sony creó las primeras televisiones portátiles de transistores en la década de 1960 y fue una de las principales firmas que buscó crear equipos cada vez más ligeros y compactos.

Se reconoce, entre otros factores, por el lanzamiento de la línea de Trinitron que estableció el más alto estándar de calidad entre los televisores CTR a color debido al brillo de las tonalidades y a la riqueza de los contrastes. La línea Triniton Sony pasó al formato HD con tanto o más éxito pero pronto seria sustituida por la serie Wega, que presentaría a unos de los mejores equipos LCD de primera generación.

Con su serie BRAVIA (2005), Sony se convertiría en pionera de los televisores digitales de lujo con resolución Full HD en formato de pantalla ancha.

Como ya mencionamos anteriormente, Phillips es una firma pionera en la fabricación de televisiones al construir los primeros modelos experimentales a color y al lanzar al mercado una de las primeras generaciones de equipos domésticos. Además de popularizar y perfeccionar los sistemas de plasma, Phillips se destaca por otras innovaciones en el campo como la creación del formato panorámico en 3D y de las pantallas LED sin marco.

Esta firma japonesa fue una de las primeras en cancelar la producción de televisores CTR para dedicarse únicamente al desarrollo de tecnología de imagen de última generación. Con su línea Viera, que en la actualidad cuenta con Smart TVs en formato 3D tanto en plasma como en LCD y LED, destaca por su gran diseño, calidad de imagen y conciencia ecológica. Las línea Viera es una de las más avanzadas en cuando a conectividad se refiere y, por ende, se considera una de las que más opciones de disfrute multimedia ofrecen.

Desde  televisores de rayos catodicos hasta las actuales Smart TV con tecnología  LED

El mercado de los electrónicos de uso doméstico fue inaugurado con el lanzamiento de los primeros televisores con tubo de rayos catódicos (CTR) que se popularizaron entre las familias de clase media- alta durante la década de 1950. Pero lo que más llama la atención cuando se trata de estos equipos es que, pese a que llevan casi 70 años fabricándose, no han caído en desuso con el advenimiento de la modernidad de la que fueron víctimas los tocadiscos y otros equipos de sonido e inclusive los reproductores de video en casa.

Pero la permanencia de las queridas televisiones en la preferencia del público consumidor no es mera casualidad. Sucede que estos sistemas son prácticamente los únicos que han evolucionado a la par de los sistemas de reproducción y visionado de video doméstico y que se han adaptado con total presteza al uso conjunto con otros electrónicos de última generación como son ordenadores personales, tabletas, teléfonos móviles, consolas de videojuego, módems y receptores de internet.

En los párrafos que siguen daremos un breve recorrido por la historia de las modernas televisiones que coronan nuestros salones de entretenimiento. Luego conoceremos las más modernas tecnologías que rigen la industria y finalmente aprenderemos todo lo que debemos saber al comprar televisores de última generación que se adapten a nuestras necesidades y preferencias.

tecnologia televisores

El origen de los equipos de pantalla plana y ultradelgada: El sistema de plasma

Aunque los televisores fueron mejorando su funcionamiento general y brindando múltiples posibilidades para la entrega de contenidos, durante casi 50 años se mantuvieron casi idénticos a lo que fueron en sus primeros años: enormes y pesadas cajas repletas de mecanismos básicos para la producción y transmisión de imagen análoga (como el tubo de rayos catódicos y el cañón de electrones característicos de los CTR). Pero al final de los 1990, estos dispositivos dieron un salto inesperado que les permitió cambiar para nunca volver a ser los mismos.

Era el año de 1997 cuando por fin se comercializó un descubrimiento que, aunque ya se tenía en el radar, se había probado poco y menos aún se había pensado en incorporar en sistemas de tecnología doméstica. Así, gracias a la compañía Phillips, fue que surgió la primera línea comercial de televisores con pantalla de plasma. Esta tecnología comenzó a desarrollarse a mediados de los 60 con el fin de crear pantallas digitales con células de imagen individuales (píxeles) que fuesen útiles para renderizar gráficos con nitidez y eficacia, algo que era literalmente imposible de lograr con las viejas cajas de bulbos del pasado.

Las dispositivos de plasma lanzados por Phillips en ese momento cambiaron el panorama, pues en vez de contar con pantallas de vidrio en forma de globo, utilizaban una pantalla de células individuales compuesta por una gran cápsula de células gaseosas que, ionizadas que por medio de electricidad, se convertían en plasma luminoso.

Este es el principio descubierto en los 60 que ya mencionamos, sin embargo, a diferencia de las pantallas experimentales y de uso específico que se habían desarrollado hasta el momento, no contenían un puñado de células ionizadas sino cientos de ellas. Esto las hacía capaces de reproducir imágenes digitales de gran calidad.

La tecnología de plasma perfeccionada por Phillips permitió de esta manera que fuese posible hacer realidad la fantasía de crear televisores con cuerpos de menos de 5 cm de grosor y caras planas sobre la que la luz rebota menos reduciendo los desagradables destellos generados por el vidrio. La primera línea de televisores de plasma vendidos por esta empresa originaria de los Países Bajos contaba con unidades de 42 pulgadas con una resolución digital de 840×480 píxeles. Algo nunca antes visto.

Pese a que los televisores tradicionales se conservaron en los hogares hasta el inicio del nuevo milenio, es este momento el que marca el fin de su producción en fábrica. Partir de este instante, cada televisor, seguido de monitor de ordenador que se creó, respondió al sistema de plasma con cara plana y sus variaciones. Así, el estilo plano y esbelto se volvió norma dando pie al desarrollo de nuevas tecnologías capaces de llevar la imagen digital al siguiente nivel.

La pantalla de plasma permitió que los televisores fueron más compactos, ligeros y modernos a la vista (pronto comenzarían a utilizarse como objetos decorativos que se podían empotrar sin peligro en la pared y utilizar en espacios abiertos, algo que era impensable de lograr con los antiguos modelos) pero además, mostraban una imagen digital mejorada. Sin embargo, su popularidad comenzaría a rivalizar en breve con la de los equipos que estrenaron una nueva tecnología:

El cristal líquido o LCD

Las nuevas pantallas de LCD o cristal líquido eran tan esbeltas como las de plasma, pero resultaban mucho más económicas de fabricar y por ende, más accesibles en el mercado, además, muchas de ellas pesaban aún menos y consumían una menor cantidad de electricidad.

Las pantallas LCD utilizan una capa de unos cristales heliocoloidales en estado semisólido que se pueden orientar con corriente eléctrica para generar colores a partir de la luz blanca que incide sobre ellos. Como el cristal líquido no genera luz por sí solo, esta tecnología echa mano de lámparas fluorescentes, cuya luz se filtra con el fin de conseguir una imagen nítida y de brillantez cómoda al ojo humano.

Pese a que el LCD se empezó a producir en masa, nunca superó del todo la presencia del plasma. Eso se debió a las pequeñas limitaciones en calidad de imagen. Sucede pues que el LCD mostraba transiciones más lentas que producían un halo luminoso residual que permanecía tras la actualización de las imágenes.

Adicionalmente a que, de entrada, no superó el tamaño de pantalla de 32 pulgadas, el LCD perdió adeptos a causa de su tendencia a mostrar manchas y bloques de color, a su contraste limitado, sus tonalidades opacas y su pantalla de reproducción lineal que impedía el visionado desde ángulos laterales.

Los detalles que limitaban al principio a los televisores con pantalla LCD cedieron rápidamente ante trasformación de la tecnología que, para el año 2005, ya igualaba las cualidades del plasma aun conservando su bajo consumo energético y accesible precio de venta.

La aparición de la tecnología LED

El último periodo de la extinción de los televisores análogos, cuyas últimas unidades se remataron para poner un fin definitivo a la fabricación entre 2006 y 2013, se vivió a la par del desarrollo de una nueva tecnología en pantallas planas de última generación.

Con la llegada del LCD, la resolución en pantalla pasó rápidamente de los 840×480 píxeles a los 1280×768 píxeles (High Definition o HD). Pero con la aparición de la nueva tecnología LED, los televisores alcanzaron una resolución de 1920 x 1080 píxeles (Full HD) que implicaba imágenes hasta un 600% más grandes, más nítidas y más detalladas que las que primeras vistas en plasma.

Las pantallas LED Full HD fueron sólo el principio, ya que esta tecnología, es una versión muy actualizada de las pantallas LCD. Los televisores que conocemos como LED (Light Emitting Diode) son una evolución de los antiguos LCD y, de hecho, funcionan de una de manera similar. La diferencia radica en que el LCD usa una lámpara fluorescente para iluminar el cristal líquido y crear la imagen, mientras que el LED usa diodos de emisión de luz. Estos son una especie de bulbos luminosos miniatura sin filamento que producen luz sin calor al transformar corriente eléctrica de bajo voltaje con ayuda de un chip.

Los diodos permiten tratar los colores con gran fidelidad dentro de cada pixel, lo cual genera una imagen más nítida definida y brillante. La tecnología de las pantallas LED hace posible que los televisores puedan tener un diámetro de dos centímetros o menos y que consuman mucho menos energía aún que sus antecesores de LCD.

En conclusión…

En el mercado hay una televisión de última generación justo para ti, así que vale tomarse un poco de tiempo para hallarla. Tomando en cuentas sus funciones, tecnología y características especiales será más sencillo realizar una comparativa de televisores para encontrar lo que requieres. No olvides de que esta manera no te verás en la necesidad de complementar tu entretenimiento en casa con casi nada más. Es por ello que un equipo elegido con bases sólidas te llenará de satisfacciones por mucho tiempo. No esperes más para salir a comprar televisores inteligentemente.

[thrive_leads id=’3746′]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies