¿Cuál es el mejor moldeador o rizador de pelo?

rizador-de-peloEl cuidado de cabello ha avanzado a pasos agigantados gracias al desarrollo de tecnologías que permiten que las mujeres, que son las principales consumidoras de este tipo de productos y sistemas, puedan moldear sus cabelleras a voluntad y al mismo tiempo cuidarlas y garantizar su bienestar y belleza. Uno de los casos más destacados, junto con las planchas de pelo, es el del desarrollo del rizador de pelo, que es el salto tecnológico  mas revolucionario en la industria del cabello desde la invención de los secadores de pelo, que únicamente permitían evaporar la humedad pero no dar forma.

Comparativa rizadores de pelo

Después de analizar los mejores modelos del mercado, estos son a criterio de los analistas de kualuzz.com, los 5 mejores rizadores de pelo del mercado para los consumidores, compara y elige el que mejor se adapte a tus necesidades…

Valoración global

Capacidad moldeadora

Diseño y acabado

Relación calidad / precio

Rizador manual o automático

Peso

Tecnología de iones

Recubrimietno ceramico

Control de temperatura ajustable

Ajsute del tiempo

Display electrónico

Cable giratorio

Accesorios incluidos

Prestigio del fabricante

Garantía

Precio

BaByliss Culr Secret C1100E

9.2

Automático
141 gramos
Múltiple (8, 10, 12 seg)
Manual de usuario
2 años
Karmin G3 Salon Pro

9.5

Manual
399 gramos
solo modelos automaticos
Guante resistente al calor
2 años
Philips ProCare HPS940/00

7.9

Automático
535 gramos
Múltiple (8, 10, 12 seg)
Accesorio de limpieza y divisor de pelo
2 años
Kosee Beauty

6.7

Automático
450 gramos
Múltiple (8, 10, 12, 15 seg)
Manual de usuario
2 años
Remington Ci95 Conique Pearl

6.2

Manual
390 gramos
solo modelos automaticos
Funda térmica
5 años

Descubre más sobre cuidado personal

Otras comparativas similares

Breve historia del nacimiento de los rizadores de pelo

El cabello, particularmente el de las mujeres, se ha sometido a toda clase de procedimientos de amoldado. En la era primitiva se recurría a la técnica de trenzado y al uso de accesorios en torno a los que el cabello se sujetaba durante un tiempo, esperando a que al removerlos, conservara cierta forma. Con el paso de los siglos se inventaron sistemas mecánicos simples que permitían sujetar el cabello levemente húmedo en una determinada posición para lograr un leve modelado durando el secado.

Pero uno de los grandes problemas siempre fue que los resultados apenas duraban. Fue en este momento que en vez de modificar la técnica de moldeado, comenzaron a utilizarse todo tipo de mezclas (desde almidón hasta cera de abeja) que se aplicaban al cabello tratado para fijar para fijar el moldeado conseguido.

No sería hasta casi fines del siglo XIX cuando se optó por añadir calor para que el moldeado fuera mucho más sencillo. Pronto se descubrió que esta técnica además generaba formas más marcadas de efecto notablemente duradero.  Este principio vendría  ser el que daría luz a los modernos rizadores de pelo con calor que muchas usuarias tienen casa hoy en día.

El auge del modelado con calor

Algunas fuentes huidizas aseguran que fue a finales de 1870 que un barbero comenzó a probar una técnica para modelar el cabello con calor utilizando el cuello recortado de botellas de vidrio que se calentaban al sumergirlas en agua hirviendo. Pero fue poco después que aparecería el dispositivo que se considera el antepasado directo del moderno rizador de pelo.

Era 1872 cuando el peluquero francés Marcel Grateau creó un dispositivo que patentó con el nombre de “plancha enruladora”. Este era un instrumento manual con una extensión cóncava y una convexa que al juntarlas con ayuda de un mecanismo de tijera formaban entre si un tubo. Esta rara tenaza se calentaba sobre una parrilla y se utilizaban para crear un estilo de peinado que se conoció como ondulado “Marcel”.

El problema técnico

Esto bastaría para que con el fin del siglo y la llegada de la industrialización basada en sistemas eléctricos se empezaran a fabricar pequeños rizadores eléctricos en forma de barril compuestos de resistencias de hierro. El problema aquí es que las resistencias, que no conducen la electricidad si no que la atrapan haciendo que se convierta en calor, no mantienen la temperatura estable y por ende pueden calentarse hasta fundirse mientras estén recibiendo energía.

La solución temporal fue recubrirlas con láminas de metal con la esperanza de que el pelo sufriera menos que entrando en contacto con el hierro ardiente.  Esto realmente no fue una solución definitiva ya que el metal, llegada una temperatura, actuaba igual que la resistencia.

No obstante, el uso de resistencias se mantuvo durante década. Al menos pues, hasta el momento en que estos dispositivos se convirtieron en las modernas tenazas rizadoras y planchas modeladoras que conocemos hoy en día, las cuales, más tarde que temprano dieron pie a la invención del fantástico moldeador de pelo automático que puede crear estilos jamás antes vistos.

Las nuevas generaciones

Con el paso del tempo se ha comprobado que el hecho de aplicar calor al pelo de verdad es un método eficiente para moldearlo. Eso debe a que la fibra capilar humana está formada por queratina, que es una proteína compuesta por aminoácidos con un alto contenido moléculas de azufre encadenadas entre sí. Son estos aminoácidos los que le dan la textura a la fibra individual y por ende los responsables de mantenerla lisa u ondulada según sea el caso.

moldeador-de-pelo

Al aplicar calor, es posible romper temporalmente estos enlaces y moldear la hebra a voluntad. Luego, una vez que el calor se disipa, los enlaces vuelven a crearse en la nueva posición que se has dado.

La revolución de los rizadores

La principal preocupación de los fabricantes durante los años en que se ha mantenido vigente el uso de resistencias para generar calor fue determinar una temperatura adecuada para realizar, con seguridad y sin daño, el cambio en la estructura de la fibra capilar que arriba mencionamos.

Para ello, lo principal era conseguir aislar las resistencias que se calientan para evitar que el cabello se “fría” literalmente al contacto con el metal casi al rojo vivo. Para ello se determinó buscar un material adecuado que sirva lo mismo para aislar, como para entregar el calor de una manera homogénea, estable y controlada.

Con el tiempo se han probado toda clase de materiales, sin embargo sólo algunos dado excelentes resultados en el acabado del peinado y han permitido evitar el daño inmediato y profundo gracias a que ayudan dosificar el calor en una escala muy amplia con ayuda de un control manual o electrónico. Estos materiales son los siguientes:

  • Cerámica

Es un material inorgánico que resulta del horneado a altas temperaturas de ciertos tipos de arcillas y minerales. Como no es metálico, no es susceptible a la corrosión, pero su mejor cualidad es que recoge el calor que recibe y lo distribuye a toda su extensión de una manera homogénea. Su constitución permite que haga una entrega del calor leve, lo mismo que del moderado o elevado dependiendo de la cantidad de energía calórica que reciba. Esto es algo que el acero es incapaz de hacer.

La cerámica en los rizadores se utiliza como recubrimiento completamente externo y por lo regular se aplica encima de capas de aluminio que permiten transmitir el calor emitido por la resistencia.  Debido a que suele tener una acabado vidriado, evita la fricción con el cabello y reduce la posibilidad de quiebre de la hebra durante el modelado.

La cerámica además tiene la cualidad de transmitir iones negativos, que equilibran la carga eléctrica de los mechones contribuyendo a reducir la estática que hace que el cabello se encrespe y desordene. Este proceso se conoce como ionización.

  • Titanio

El titanio es un metal pero con diferentes cualidades al acero. Este conduce también el calor de en forma homogénea como lo hace la cerámica, pero responde mejor y más rápido a los cambios tanto sutiles como bruscos de temperatura. Debido a su superficie es suave y muy pulida, permite crear rizos pulcros y alaciados impecables. Al igual que la cerámica, también se utiliza como recubrimiento sobre placas o tubos de aluminio y es altamente duradero y resistente.

  • Turmalina

La turmalina es una piedra mineral ligada a los silicatos que tiene numerosas propiedades útiles en la industria de los rizadores. Sucede que este mineral tiene una propiedad que se conoce como piroelectricidad la cual se activa con calor. Esto quiere decir que al calentar la turmalina, se genera un campo eléctrico inducido por el movimiento de las cargas positivas y negativas en las partículas minerales que la conforman. Dicho campo eléctrico induce a la piedra a atraer otras partículas mientras se mantenga caliente.

Las cubiertas de turmalina que se usan en planchas y rizadores también conducen el calor de manera estable y controlada y además producen un fenómeno de ionización idéntico al que generan las cubiertas de cerámica. Es por esta razón que es común encontrar equipos que utilizan una mezcla equilibrada de  turmalina y cerámica.

Tipos de rizadores

La tecnología generada con el uso de estos materiales ha permitido que los nuevos rizadores ya no se limiten a lucir como tenazas y que finalmente hayan evolucionado hasta convertirse en modernos equipos con distintas características. Entre las más populares tenemos:

  • Rizadores tubulares

Son dispositivos tradicionales que se componen por un barril que se calienta. Es en torno a esta pieza donde los mechones se enrollan y se sujetan hasta que se logra el rizado deseado. Los viejos modelos (que ya prácticamente han desaparecido del mercado) utilizaban acero inoxidable, lo de las ultima generaciones utilizan tubos de aluminio de distintos grosores recubiertos de capas de cerámica, turmalina, titanio o una combinación de elementos (cerámica con turmalina).

  • Onduladores tipo prensa o “wafflera”

Utilizan exactamente el mismo principio pero tienen una forma de tenaza con puntas que  amoldan el cabello prensándolo entre dos cabezales con ondulaciones como si se tratara de una “wafflera”. Estos, en lugar de crear espirales, producen ondulaciones que siguen determinado patrón. Los cabezales de presión se recubren lo mismo de cerámica, que de turmalina o titanio y algunas utilizan vapor en vez de calor seco.

  • Planchas rizadoras

Tienen la apariencia de pinza como las “wafleras” pero en vez de tener un cabezal de presión tienen dos extensiones largas y lisas en forma de barra. Por este detalle se utilizan mucho para alaciar y relajar las ondas naturales. No obstante las planchas de pelo rizadoras también ayudan a amoldar las puntas y dar movimiento y volumen a las cabelleras lisas.

  • Rizadores tipo rolo

Son similares a los rizadores tubulares pero utilizan pequeños barriles individuales que se aplican de manera localizada como los rolos de estilismo plásticos. Estos generalmente se calientan en una base y luego se aplican. También los hay recubiertos de los materiales estrella de la industria.

  • Rizadores con cepillo

Siguen el principio del moldeado con cepillo y secadora que permite ondular el pelo mientras la hebra se seca con calor. Tienen forma de cepillo tubular o bien de tenaza con un cabezal de pulido (fijo o rotatorio) y uno cubierto de cerdas. Algunos aplican calor y otros vapor, mientras que los que tienen cabezales de pulido se recubren de cerámica, turmalina o titanio al igual a los modelos antes mencionados.

  • Rizadores de pelo automáticos (moldeadores automáticos)

Estos son unos modernos rizadores que no se parecen a ninguno de los anteriores. Estos se caracterizan por tener una boquilla por la que el mechón entra y automáticamente se enrolla en el interior, donde se trabaja. Luego se libera perfectamente rizado. Los rizadores de pelo automáticos suelen tener coberturas internas de turmalina, cerámica o titanio que ayudan a cuidar y a amoldar con facilidad cada sección tratada.

El ataque del moldeador de pelo automático

Los moldeadores de pelo automáticos han revolucionado la industria de los equipos de rizado y modelado para el cabello debido a que plantean una nueva modalidad de uso nunca antes vista.

Con un moldeador de pelo se evita batallar intentando dar calor durante el tiempo exacto a cada sección de cabello. Por si esto fuera poco, se logra un rizado regular y parejo donde las ondas tendrán siempre el mismo tamaño y orientación y, por ende, quedarán perfectas todo el tiempo.

Lo único que la usuaria debe hacer es colocar de una por una las secciones a tratar en la boquilla de alimentación del equipo. Esta se encargará de introducirlas para ser dirigidas en el espiral interno de ondulado que, como está compuesto de ranuras independientes, evita que el cabello se enrede. Al cabo, cada sección es expulsada de manera automática completamente moldeada.

Para que os podáis hacer una idea del funcionamiento de estos moldeadores de pelo automáticos, os dejamos este corto spot de Babyliss:

Si os ha resultado interesante, no dejéis de seguir este enlace  en el que podréis seguir todos los tutoriales del canal oficial de youtube de Babyliss.

Rizadores de pelo automáticos vs. rizadores manuales

planchas-de-pelo-moldeadoras rizadores manuales entran desde de los tipo tubular lo mismo que las “wafleras”, los rizadores con cepillo y las planchas rizadoras y, aunque se trata de una categoría con un gran números de dispositivos en el mercado, los moldeadores de pelo automáticos son su discreto azote.

Esto se debe a que aunque los equipos manuales pueden ofrecer más control sobre el acabado del cabello (al menos en apariencia) también requieren de una gran pericia en el manejo que solo se consigue con el uso constante. Además, debido a que el tiempo se sujeción en el que el cabello se mantiene expuesto al calor depende totalmente de la usuaria, no es extraño que se consigan melenas con acabados irregulares que al cabo cuesta amoldar e inclusive, que en los peores casos, sólo se obtengan roturas y maltrato.

La  primera ventaja de los moldeadores de pelo automáticos es que tienen controles de temperatura que se fijan en combinación con temporizadores para que el cabello nunca se exponga al calor por tiempos prolongados ni tampoco a temperaturas excesivas.

rizador-de-pelo-automaticoLa segunda ventaja de la que gozan es que como explicábamos antes, permiten lograr estilos uniformes y perfectos todo el tiempo, ya que con ellos es posible elegir la dirección, la soltura y el diámetro del rizo para lograr un peinado muy definido o uno con una apariencia más suave y ligera. El mecanismo interno en forma de caracol con canales separados evita los enredos y pule casa sección la de la raíz a la punta por encima y por debajo para ganar suavidad y brillo.

Otro detalle maravilloso es que con estos equipos, modelar una cabellera larga y abundante tomará al menos la mitad de tiempo de lo que tomaría utilizando cualquier otro sistema, especialmente, un rizador regular de barril. Estos tiempos se reducen aún más conforme la usuaria se habitúa al funcionamiento de su dispositivo.

Consideraciones que hay que tener en cuenta antes de comprar rizadores, moldeadores o planchas de pelo rizadoras

Antes de compra un rizador de pelo, conviene tener en cuenta los siguientes factores:

  • Características especiales

Muchos dispositivos de moldeado tienen características especiales, como es el caso de las planchas de pelo rizadoras, que permiten moldear el cabello cuando está húmedo. Estas tienen salidas de valor que evitan que el cabello termine literalmente “hervido” y, por ende, se pueden utilizar tanto en cabelleras secas o húmedas. Hay equipos que tienen tecnología de iones agregada como es el caso de las de cerámica con turmalina. Es vital prestar atención a estos detalles al elegir uno u otro dispositivo.

  • Sujeción

Particularmente en el caso de los rizadores tipo prensa, es necesario averiguar qué tipo de sujeción ejercen los cabezales. Algunos equipos tienen una sujeción fija que mantiene el cabello en una sola posición desde que se prensa hasta que se libera. Hay equipos llamados “de sujeción flotante o basculante” que dejan un leve espacio cuando el pelo se presa para luego sujetarlo con más naturalidad mientras se moldea. Estas últimas son siempre más recomendables porque dan mejores resultados y son amables con la hebra.

  • Diámetro

El diámetro tanto en las planchas rizadoras como en los equipos de barril determina el diámetro y la soltura que tendrá el rizo. Es necesario entonces elegir un barril (o plancha) grueso para conseguir ondas amplias, abiertas y naturales o uno delgado (con un diámetro de aproximadamente ¾ de pulgada) para obtener rizos apretados y definidos con apariencia de resorte.

  • Niveles de temperatura

Este detalle es vital para no quemar el cabello ni marcar ángulos extraños en los mechones. Es recomendable elegir los equipos con temperatura variable a múltiples niveles que permitan que cada quien utilice la opción que más le convenga.

  • Tipo de calor

Hay equipo que emiten calor seco, pero hay otros, particularmente los que vienen complementados con cepillos, que llegan a utilizar vapor. Estos se deben aplicar únicamente en el pelo seco (jamás húmedo) y por lo regular son más prácticos para las cabelleras gruesas y rebeldes que para las de hebra fina.

  • Accesorios incluidos

Los accesorios casi siempre están enfocados en el moldeado y se pueden montar sobre el rizador, pero también hay equipos que incluyen otros accesorios manuales prácticos como son separadores, ligas, pinzas y cepillos o peines regulares. Lo mejor es elegir los accesorios que verdaderamente se utilicen y contribuyan al cuidado del particular tipo de cabello de la usuaria.

  • Botones prácticos y apagado automático

Vale la pena buscar equipos con controles de uso directo en el mago para una fácil operación. También aquellos que cuentan con un sistema de apagado automático para reducir el riesgo de incendio cuando, por error, los dispositivos se quedan encendidos después del uso.

Ventajas de la compra de un rizador de pelo

Los rizadores y moldeadores son cada vez más prácticos y fáciles de utilizar, además de que los resultados que brindan permiten ahorrar mucho en visitas a salones de peinado profesionales.

Debido a que hay tantas opciones para cada gusto y  necesidad, los rizadores y modeladores son una herramienta de belleza que no puede faltar en el tocador de ninguna mujer.

Es importante tener en cuenta que lo que se paga por cualquiera de los sistemas mencionados en este artículo, cubriría con creces el costo de un solo peinado con una estilista profesional, así que su compra es completamente recomendable si quieres ahorrar sin renunciar a peinados con acabado profesional.

Descubre más sobre cuidado personal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies